Desde hace ya algún tiempo, han surgido metodologías relacionadas con el diseño que posicionan al usuario de productos o servicios como el centro generador de innovación. Dos ejemplos de esta tendencia son el Design Thinking y el Diseño UX.

Por un lado, Design Thinking se utiliza en el campo de los negocios para generar productos y servicios innovadores.

“(…)es una metodología para generar ideas innovadoras que centra su eficacia en entender y dar solución a las necesidades reales de los usuarios. Proviene de la forma en la que trabajan los diseñadores de producto. De ahí su nombre, que en español se traduce de forma literal como “Pensamiento de Diseño”, aunque nosotros preferimos hacerlo como “La forma en la que piensan los diseñadores”[1].

“El design thinking es un enfoque que se sirve de la sensibilidad del diseñador y su método de resolución de problemas para satisfacer las necesidades de las personas de una forma que sea tecnológicamente factible y comercialmente viable. (…) se centra en el proceso de diseño, dejando en un segundo plano el producto final”[2].

Es Importante resaltar que el proceso no es lineal, ya que avanza y retrocede según se vea necesario durante la evolución del proceso de diseño, respecto la nueva información recabada en cada fase.

La metodología describe 5 etapas

01

EMPATIZA: El proceso de Design Thinking comienza con una profunda comprensión de las necesidades de los usuarios implicados en la solución que estemos desarrollando, y también de su entorno, de esta manera se generan soluciones consecuentes con sus realidades.

DEFINE: Durante la etapa de Definición, se analiza y sintetiza la información recabada en la primera fase, para quedarse con lo esencial. Sólo se mantiene aquella información que sea útil para los fines del proyecto. Se identifican problemas puntuales cuyas posibles soluciones serán claves para el resultado innovador.

IDEA: En esta etapa se busca  generar  un sinfín de opciones. No se debe aceptar solamente la primera, sino generar la mayor posibilidad de soluciones posibles. Se favorece el pensamiento expansivo, sin embargo se abstienen los juicios de valor.

PROTOTIPA: Se concretizan las ideas al combinarlas con la tecnología al alcance. Se determinan valores determinados que son susceptibles a cambio en la versión final.

TESTEA: Durante la fase de Testeo se prueba los prototipos con usuarios implicados. El análisis de esta interacción es crucial para determinar las mejoras al servicio o producto, corregir las posibles fallas y resolver carencias.

El proceso puede y debe volver, por lo tanto, a fases anteriores tras la nueva información obtenida en la última fase. El proceso se detiene cuando el prototipo ha alcanzado las expectativas de los usuarios y la empresa  que busca generar innovación en procesos, servicios o productos.

Por otro lado, se tiene el diseño Ux. Recibe su nombre por las siglas en inglés User experience, que traducido literalmente es el diseño de experiencia del usuario. Generalmente la esta disciplina está relacionada con el diseño de productos digitales web y ahora también aplicaciones, por lo que tiene una estrecha relación con el diseño UI, diseño de interfaces de usuario. Frecuentemente son confundidas como si fueran lo mismo.

“En definitiva, la experiencia de usuario son las emociones, los pensamientos y las acciones durante el uso de la aplicación, también antes y después de la interacción con ella.”[3]

La Asociación de Profesionales de Experiencia de Usuario, User Experience Professional Asociation, destaca tres actividades básicas:

02

La fase de investigación se centra en el usuario, en sus características relevantes y en  el contexto de uso, todo esto con el fin de poder adaptar el producto a ellos, a sus necesidades, intereses y objetivos.

En la fase de diseño se plantean diversas posibilidades de solución de las interfaces con su respectiva  interacción entre el producto y el usuario.

La tercera fase se inicia una vez obtenidos los respectivos diseños. En la etapa de evaluación se testean los productos mediante la interacción con los usuarios, para detectar problemas de funcionalidad y si alcanzan los estándares determinados. De existir falencias afectaría, precisamente, a una buena y positiva experiencia del usuario, que es lo que se busca con este enfoque.

Se debe separar los conceptos de UX, experiencia del usuario, y UI, interfaz de usuario. Mientras la primera se centra en los pensamientos y emociones que se generan en el usuario con la interacción con el producto de diseño, la segunda es el medio a través del cual esta experiencia se vive. El diseño UI no sólo hace referencia a la interfaz gráfica, sino también a la auditiva. De este diseño depende la experiencia del usuario. Van estrechamente ligados, pero se trabajan desde puntos de vista diferentes, porque intervienen aspectos diferentes en cada uno. Mientras que el diseño de la interfaz está ligado al diseño gráfico, el diseño de la experiencia recae en otras disciplinas como la psicología también.

Aunque ambas metodologías de diseño se utilizan en campos distintos, unos en los negocios y el otro en productos digitales, tienen aspectos que las hacen similares. La fase inicial es el análisis exhaustivo del usuario, de sus necesidades, sus características más relevantes y sus problemas. El diseñador debe identificarse con él, además de comprenderlo, sólo así logrará resolver sus problemas. La investigación previa resulta ser una fase inevitable para lograr diseños exitosos acordes al contexto y a los problemas que se buscan solucionar. La fase creativa propone el planteamiento de varias soluciones que luego hay que concretizar para luego poder ponerlas a prueba con el usuario. Tras este proceso se podrán hacer los ajustes necesarios para que satisfaga de la mejor manera sus necesidades.

Por lo tanto, estos pasos en común se pueden y deben aplicar en otros procesos creativos también, con el único fin de lograr diseños más eficientes y acordes a las necesidades reales de los usuarios finales.

[1] http://www.designthinking.es/inicio/index.php , consultada el 28/3/2016

[2] http://www.innovationfactoryinstitute.com/blog/que-es-el-design-thinking/, del 1 de Octubre de 2013, consultado el 28/3/2016

[3] Graffica, http://graffica.info/juan-jose-fabregas-diseno-ux/ , 5 dic 2016, consultado en mayo 2017