por Camilo Cruz 

Conferencista internacional sobre Excelencia Empresarial y Liderazgo en La Paz  julio de 2017

Su frase, TODOS NACIMOS PARA TRIUNFAR un sueño lapidado por las excusas.

La ambición de lograr grandes cosas permite a la mente abrirse a mayores posibilidades.

LOS LOGROS QUE HAN CAMBIADO LA HISTORIA DE LA HUMANIDAD, HAN SIDO MOMENTOS DIFÍCILES, GRANDES RETOS, QUE UNOS DECIDIERON VERLOS COMO UN PROBLEMA SIN SOLUCIÓN, Y OTROS LOS VIERON COMO UNA OPORTUNIDAD.

El principal enemigo del éxito es el conformismo, no es el fracaso.

La empresa es capital humano. El líder de una empresa es el que dinamiza su equipo de trabajo, que se mueve a la velocidad y dinámica que le imprime. Es imprescindible que los líderes tengan visión, vean más allá de los problemas y piensen en grande. Tiene la responsabilidad de enseñar a su personal ver más allá de la mediocridad, mostrarles que son parte de una empresa innovadora, ayudarles a que aspiren a la excelencia, que ambicionen a dar lo mejor de sí y que se encarguen de ser 100% responsables de su propio éxito.

La base para este logro es la COMUNICACIÓN, que permite al líder y al equipo tener claras las METAS Y LOS OBJETIVOS. Comunicar también es saber ESCUCHAR, es cerrar la boca y prestar atención a lo que la otra persona está diciendo.

Un emprendedor no debe tener miedo a dar el salto y convertir SU IDEA EN ACCIÓN, no debe inhibirse por creer que no está suficientemente preparado para lanzarse. Las grandes historias siempre tienen un inicio. “UN PLAN POBRE PUESTO EN MARCHA HOY ES MEJOR QUE UN PLAN EXTRAORDINARIO QUE NUNCA SE PONE EN MARCHA”

LA FILOSOFÍA DEL ÉXITO

La ambición desempeña un importante papel en el proceso de lograr el éxito, y no tiene por qué significar avaricia, extremadamente materialista y egocentrista. La ambición tiene más que ver con el deseo de LOGRAR GRANDES COSAS.

Es no conformarse con metas pequeñas, es ambicionar lo grande.

Es generar el pensamiento  “ YO SOY EL ARQUITECTO DE MI PROPIO DESTINO, EL QUE SOLUCIONO MIS PROBLEMAS, CREO OPORTUNIDADES PARA ALCANZAR MIS METAS Y OBJETIVOS, SOY 100% RESPONSABLE DE MI PROPIO ÉXITO”

Todos llevamos dentro la semilla de la grandeza necesaria para triunfar, todos poseemos talentos, que desarrollados en metas y objetivos claros, nos conducen por el camino del éxito, que por supuesto no es llano, está lleno de inconvenientes que con una mentalidad positiva, lograremos vencer.

No hay que conformarse con sobrevivir, hay que ambicionar una vida plena, sin dar lugar a las excusas, pretextos y justificaciones para no hacer las cosas, tratar de buscar culpables ante la falta de felicidad y el éxito anhelado. Cualquier excusa es buena para justificar nuestra propia mediocridad.

La diferencia entre una persona común y un empresario o emprendedor es; que la persona común tiende a enfocarse en sus debilidades, en lo que no tiene y la vida le ha negado, en tanto que el emprendedor se concentra en sus FORTALEZAS y transforma cualquier problema en una oportunidad de salir adelante, de crecer, de cambiar y de ser cada vez mejores.

Esta no es una utopía, los grandes logros de la humanidad han venido de la mano de una ACTITUD POSITIVA, frente a los grandes desafíos.